Index Mapa del Sitio Búsqueda Avanzada
search engine by freefind

Principal Arriba Siguiente

La Etica

En general y la Etica en los hobbies y deportes
Amateur: del francés amador, el que ama lo que hace; en español se le brinda el significado de "aficionado" y se aplica también al que cultiva un arte sin hacer de ello una profesión.

En el campo filosófico se considera a la ética como un sustantivo que se define como la rama de la filosofía que estudia los fundamentos de lo que se considera bueno o correcto.  En base a eso y más allá de opiniones personales, el estudio de la ética y de la lógica, para hallar silogismos tautológicamente correctos, ayudan a intentar actuar de una manera correcta en cualquier circunstancia y con independencia de sentimientos.

Con frecuencia, la palabra "ética" es empleada en el lenguaje corriente como un adjetivo, cuando alguien comenta: "tal cosa no es ética".  En este uso de la palabra "ética" se hace un juicio evaluatorio de una acción humana, midiendo de algún modo si una determinada persona es capaz de alcanzar en la práctica ciertos valores y principios morales.
En realidad, este "uso confuso" de la palabra ética que se hace en el lenguaje vulgar alude a la doble dimensión de las acciones humanas, que tienen que ver con "el bien" o con "lo bueno" por un lado y con "lo malo" por el otro.  

Ética y moral

En el lenguaje cotidiano es habitual hablar tanto de moral como de ética, muchas veces sin una clara distinción conceptual que obligue a analizar si hay identidad entre ellas.

La Real Academia Española otorga cierta similitud a ambas expresiones cuando dice que la “ética es la parte de la filosofía que trata de la moral y de las obligaciones del hombre”. Esto, quizás, porque la palabra “moral”, de origen latino (mos, moris) se interpreta como “costumbre”, Y ética, de origen griego, (ethos) tiene un significado muy parecido, si bien asociando la "costumbre" con el carácter de cada persona. Comoenza a surgir de ese modo la idea de un código ético personal

La mayoría de los tratadistas convienen en apartarse de los antecedentes etimológicos para darles significados distintos y entienden a la moral como la sumatoria de costumbres y normas impuestas socialmente -y que aceptamos- y en base a las cuales actuamos diariamente e ireflexivamente, por impulso propio. 
La aceptación de una particular teoría moral - aún conociendo la asociación que se suele hacer entre ella y los preceptos religiosos- sería la base del derecho moral. En cambio, a la ética se la define como la introspección filosófica o la reflexión que estudia dichos comportamientos, tratando de establecer identidades con las causas. Consecuentemente, muchos tratadistas están diciendo que primero está el comportamiento irreflexivo y después el análisis de ese comportamiento; por lo tanto, primero la moral, y luego la ética.

La distinción entre ética y moral es de utilidad no solo para diferenciar entre los actos y la reflexión sobre ellos, sino para anticipar la reflexión al acto. Esta distinción es de MUCHA utilidad para diferenciar lo que simplemente "se puede -o no- hacer" de aquello que "se debe -o no- hacer".

La correcta distinción entre ética y moral, es decir entre "poder" y "deber" (o "no poder" y "no deber") es de importancia capital en todo acto de la vida y también en un hobby- En las actividades de diversión en tanto son cuestiones meramente lúdicas, quienes las practiquen deben mantener un alto grado de compromiso con un comportamiento ético; cada hobbista comprometido debe trazarse un claro código ético, del mismo modo que cada Hombre comprometido con la sociedad que lo rodea debe poseerlo también; de ese modo no necesita estar pendiente del cumplimiento de la Ley, sino que si posee un código ético firme y moralmente aceptable, puede estar tranquilo porque no violará norma alguna..

La moral ingresa en el campo científico (en el cual también se incluye a la sociología, la etnología, la antropología, y la psicología), en cambio la ética está ubicada en el terreno filosófico y reflexiona teniendo en cuenta algunos aspectos de la antropología cultural, ya que los actos en sí mismos no son morales o inmorales, sino que dependen de las circunstancias y hasta de los momentos históricos, donde los conceptos de "bueno" y "malo" varían de un estadio a otro, de una época a otra: lo que ayer se aceptaba hoy puede ser inaceptable y en ambos casos por motivos morales y éticos igualmente valederos; pero como se vive el hoy, lo que puede evaluarse es lo que se va a hacer ahora. Lo hecho, ya está hecho y puede ser juzgado pero no cambiado y es imposible también dar por bueno hoy lo que se ha hecho en circunstancias pasadas en las cuales eso estaba bien, cosa que puede hoy haber cambiado. Podríamos aceptar entonces que para el relativismo ético, lo que es "bueno" está en orden a lo que entienda por “bueno” el individuo o la sociedad, y eso puede variar con el tiempo y el lugar.

¿Porqué hablamos aquí -en una página dedicada a difundir un hobby- de estos temas?

Porque con frecuencia en algunas prácticas de sociedad (en hobbys o en reuniones colaborativas, aunque no se trate de actividades competitivas) se generan diferencias y problemas: hay quienes tienen ciertas habilidades o pueden hacer cosas que los diferencian de los demás.- Por supuesto que eso no tiene nada de malo y todos sentimos alguna vez cierta "sana envidia" por logros ajenos; éticamente hablando, lo mejor que puede hacerse en esos casos es tratar de emular esos logros.-  Pero según algunos autores, si esa "sana envidia" se transforma en competitividad pura y sin límites éticos, la envidia se puede convertir en un sentimiento muy pronunciado, siendo una de las características humanas más difíciles de disimular, justamente porque colisiona con actos o tenencias de los demás (no hablo de "tenDencias", sino de "tenencias", lo que se tiene) o porque anhela a toda costa cuestiones o asuntos de terceras personas.- Seguramente es por eso que algunas religiones sostienen que la envidia es uno de los peores males y un pecado capital.- 

La envidia -en esos casos extremos- deja de ser una característica íntima y personal que como tal puede manejarse con facilidad; en algunas ocasiones puede convertirse en un profundo sentimiento de fracaso que conlleva a generar fuertes enconos unidireccionales que van del envidioso hacia el envidiado.- Para quien sufre estos sentimientos, la  carga que le provocan es indisimulable.- Para justificarse, el envidioso siembra la idea -ante quienes quieran escucharlo- de que el otro no merece los bienes o logros que ha alcanzado. Para sostener esa actitud se suelen generar mentiras, traiciones, intrigas y oportunismo; en base a eso hay personas que -impulsadas sólo por su propia envida- ven y pregonan unicamente malicia, injusticia o picardía en cualquier acto de los demás.- 

En ambientes sociales (clubes, empresas) es muy común ver este tipo de comportamientos.- Como esta página web intenta difundir una actividad, es bueno reflexionar sobre estos temas y aportar algunas ideas que pueden redundar en beneficios.- Por eso estos conceptos están aquí, en una página de cohetería amateur.-

La envidia y la ética: 

Para algunos filósofos investigadores (por ejemplo, el Dr. W. Shelton), la envidia es una reacción provocada en personas que se sienten fracasadas y que buscan justificar esa realidad personal escudándose en cruzadas que pretenden "restablecer" valores morales o nobles ideales supuestamente perdidos o deteriorados. La situación llega a ser muy incómoda si por cualquier motivo se suma el desprecio de esas personas hacia quienes alcanzan algún éxito;  invariablemente atribuirán el éxito de la gente la cual envidian a actos de corrupción, manipulación y degradación moral.  

Como el deseo del éxito es algo inherente al ser humano, de producirse alguna envidia ciertas personas pueden ingresar en un proceso que les lleva a odiar justamente lo que les brindaría  felicidad, aumentando como consecuencia sus crisis de ansiedad, y disminuyendo su capacidad de reflexión, de innovación y de mejorar la sociedad.

Esta descripción de situación (brindada en gran parte por el Dr. Shelton) parece calcada de algunas situaciones locales... Quizá sea esta la razón por la cual algunas personas se oponen sistemáticamente y por todos sus medios a las propuestas de otras personas: por simple y llana envidia.- 
En nuestra actividad, ha ocurrido que si proponemos respetar normás básicas de convivencia (como por ejemplo, preparar y respetar nuestras propias normativas), algunas personas propondrán exactamente lo contrario.
Si nuestra propuesta consiste en registrar de algún modo los trabajos de los coheteros para que gracias a ese registro gozen de la cobertura y difusión que puede brindarles una asociación, seguramente dirán que esa asociación no existe o que lo que se está buscando es controlar las cosas con malicia o picardía con el fin de robar méritos o para establecer regulaciones... y así sucesivamente.- 

Según el pensador Fernando Savater, lo que anhela el envidioso es alcanzar el "bien", ya que no hace más que contemplar ese "bien" como algo inalcanzable, esté manfiestado de un modo u otro. Reforzando este importante concepto, es necesario tener presente que para el envidioso las cosas sólo son valiosas cuando están en manos de otro. De allí surge el deseo de despojar, de que el otro no posea lo que tiene, y muchas veces no para apropiarse del "bien" envidiado, sino para que el otro ya no lo posea más. Por ello, como ya hemos citado, para muchos pensadores religiosos la envidia es un pecado profundamente insolidario que -además de ser incómodo para quien es envidiado- también tortura y maltrata al propio pecador; por esa razón es posible afirmar que muchas veces el envidioso es más desdichado que malo.

Cuando el patrón de conducta es la envidia, basta que alguien diga "negro" para que quien lo envidia le grite "blanco", y para justificar su opinión contraria, siempre y en todos los casos quien envidia con profundidad esgrimirá excusas insultantes, a la vez que banales e insostenibles.-

Falacia ad hóminem: 

La falacia ad hóminem consiste en intentar descalificar personalmente a un adversario en lugar de refutar sus afirmaciones. Una falacia ad hóminem tiene esta estructura:

A afirma B; 
Se plantea que hay algo cuestionable acerca de A, 
Por tanto, B es falso. 

Este silogiesmo no es tautológico y -por tanto- es insostenible y falaz.- El argumento ad hóminem es una de las falacias lógicas más conocidas y tanto la falacia en sí misma como la acusación que se efectúa son -como técnicas retóricas- bastante poderosas y suelen cosechar adeptos rápidamente; esto se usa a menudo —a pesar de su falta de sustento y sutileza— para convencer a quienes se mueven más por sentimientos y por costumbres acomodaticias que por razones lógicas sustentables.-

Etica en los hobbies y deportes (adaptado de R.F.E.D.I.):

Un hobby practicado en grupo o un deporte (hobby deportivo, competitivo o no) son actividades socioculturales que permiten el enriquecimiento del individuo en el seno de la sociedad y que potencian la amistad entre los seres humanos, el intercambio entre los pueblos y regiones y en suma, el conocimiento y la relación entre las personas. 
El hobby deportivo contribuye a mejorar la relación, el conocimiento y las expresiones personales. Es un factor de integración social, fuente de disfrute, salud y bienestar. La realización de estos valores permite la participación en la sociedad desde unas pautas distintas de las que a menudo constituyen las actitudes sociales más convencionales.

Estas pautas de participación y relación social deben contribuir al desarrollo de determinadas sensibilidades como la del respeto a las distintas nacionalidades y razas, a la preferencia deportiva, al medio ambiente y a la calidad de vida como factores de convivencia social. 
La preservación de estos valores hace necesario que el deporte recupere algunos de sus elementos tradicionales y que por tanto, el respeto a las reglas del juego, a los reglamentos, a la lealtad, la ética y el juego limpio sean elementos de vertebración de los participantes en el mismo.

El comportamiento ético en un hobby deportivo pretende esencialmente promocionar el juego limpio para promocionar y garantizar el respeto al órden.

Por este motivo, el compromiso que adquiere el buen hobbista con la sola participación en organizaciones deportivas (en nuestro país y para la cohetería, la organización que propone esto es  ACEMA), impone una actuación decidida contra la trampa, la manipulación y la adulteración de resultados cualquier índole. Especialmente, este compromiso alcanza a la lucha contra la violencia física y verbal, el engaño, la segregación por cualquier razón y la corrupción que pueda ser debida a intereses personales.

La diferencia ética entre "deber hacer" y "poder hacer"

Muchas veces se confunden los términos entre lo que es posible hacer y lo que está bien hacer.-
En ciertas circunstancias, esto puede observarse cuando se nota que alguien hace cosas sólo porque le es posible hacerlas, ya sea porque tiene la voluntad de hacerlas o porque tiene el conocimiento de cómo hacerlas, sin detenerse a reflexionar para determinar si lo que está haciendo es correcto o no, más allá de sus resultados, porque algo puede funcionar muy bien pero ser una inmoralidad; para brindar un ejemplo extremo de esto podríamos hablar -siempre como una muestra ejemplo- de un acto vandálico exitoso en el que todo funcionó bien desde un punto de vista técnico o de de quien lo perpetró, pero que es una inmoralidad indiscutible desde cualquier otro ángulo.- 
Salvando las distancias, en un hobby es común observar que -entre quienes lo practican- muchas veces se hacen cosas que no están bien: por ejemplo, a veces se evaden leyes y normas, se contamina sin ninguna necesidad, se perjudica adrede a terceros en pro de algún lucimiento personal, etc., sólo porque es posible hacerlo sin impedimento material alguno, sin que nada detenga a la persona que está cometiendo el acto y con el único fin de hacer una determinada cosa por razones insostenibles, por ejemplo porque se tiene ganas y porque es posible hacerlas, sin medir nada más; es en esos casos cuando se efectúa un  acto sólo porque "se puede", porque nada detiene al actor.- Y es en esos casos cuando hay que preguntarse si se "debe", más allá de si se "puede".-

Más arriba, cuando hablábamos de ética y moral decíamos que la correcta distinción entre ambos términos es equivalente a la diferencia entre  "poder" y "deber", porque quien practica un hobby debe mantener un alto grado de compromiso con un comportamiento ético. Y en esto consiste la anticipación de la reflexión al acto y para eso son de mucha utilidad las recomendaciones de las asociaciones; es sabido que el comportamiento social es lo que modera al instinto.- 
De todos modos esas recomendaciones de nada sirven sin que cada uno de los practicantes de un hobby tenga un código ético personal que sea fuerte y completo.

En un hobbista serio y responsable, la anticipación de la reflexión al acto debe ser automática e inconciente; el buen hobbista debe actuar SIEMPRE bien, logrando esto casi de modo automático y teniendo en cuenta los mejores preceptos morales que rigen a su afición.-  

En esto suele haber Confusiones

IMPORTANTE, VER:
Normas Sugeridas Grupales

Bibliografía:

Sopena, G.,”La honestidad, un valor en alza”, La Nación, 06-02-2000, sección 7, pág. 3. 
Schopenhauer, A., "Fragmentos sobre la historia de la filosofía", Ed. Aguilar, Buenos Aires, 1966. 
Savater, F., “Individualismo y tribu”, colección Textos para pensar, Ed. Perfil, Buenos Aires, 1996. 
Sagan, Carl, “Los dragones del eden”, Ed. Grijalbo, Buenos Aires, 1982. 
Russell, Bertrand., "Ensayos impopulares", Ed. Edhasa, Barcelona, 1985. 
Racionero, L., “Complementariedad de la cultura humanística y la ciencia”, Ed. Debate, Madrid, 1997. 
Hirschberger, J., "Historia de la filosofía", Ed. Herder, Barcelona, 1954. 
Hegel, G.F., "Enciclopedia filosófica", Ed. Libertad, Buenos Aires, 1944. 
Gonzalo Casas, M., "Introducción a la filosofía", Ed. Gredos, Madrid, 1967. 
Giner, S., “Una incierta victoria: la inteligencia sociológica”, Ed. Debate, Madrid, 1997. 
Etkin, J., “Bases ideológicas del vacío ético en las organizaciones”, Enfoques, Ed. La Ley, Buenos Aires, febrero 2000. 
Eco, U., “Rápida utopía”, Textos para Pensar, Ed. Perfil, Buenos Aires, 1996. 
Duby G., “Lección del pasado”, Textos para Pensar, Ed. Perfil, Buenos Aires, 1996. 
de Vedia, B. "La crisis ética", La Nación online, 04/10/99 
Barazzutti, Luis, "Ética pública y sociedad pluralista", Ed. Biblos, Buenos Aires, 1999. 
Aristóteles, “Etica a Nicómaco”, trad. de Pedro Simón Abril

No enviamos planos o indicaciones a pedido o por mail.- Si necesita más información para diseñar o construir cohetes, por favor lea detenidamente TODAS estas páginas web, suscribase al "Foro Cohetes", consulte el sitio web de la ACEMA o consulte mi libro "COHETES - Modelismo Espacial, Nivel Inicial

ADVERTENCIA - LEA ESTO:
Las informaciones publicadas en este sitio están destinadas a fines investigativos y científicos.- Por lo tanto, el autor y el servicio de Web Hosting no son responsables por el uso al que se destinen los conocimientos aquí vertidos ni las consecuencias de su empleo por personas maliciosas y/o inexpertas.- En caso tal que algunas de la informaciones aquí publicadas violen derechos legales, ruego se me ponga en conocimiento mediante un e-mail y corregiré el asunto a la brevedad.- Las opiniones aquí expresadas no están avaladas por mis empleadores.-
Esta página se actualizó por última vez el 24/08/08.