Index Mapa del Sitio Búsqueda Avanzada
search engine by freefind

UN INGENIERO DESAPARECIDO


Un lunes de julio de 2002 por la noche, Luis Alberto Macchi salió de la casa de su ex esposa en Longchamps (partido de Almirante Brown).- 
Nadie volvió a verlo con vida.- 

La policía encontró el miércoles siguiente su automóvil con todas sus pertenencias, a pocas cuadras de la comisaría y de su propia casa.- En el baúl y en el piso había manchas que podrían ser de sangre. Sin embargo, no hubo llamados a la familia que indiquen que se trató de un secuestro.-

Según reconstruyeron los investigadores, Macchi pasó el fin de semana con su novia de 21 años, en una casa que le pertenece al ingeniero y que está situada en la localidad de Altamirano, en el partido de Coronel Brandsen.- Regresaron juntos el domingo por la noche en el Peugeot 406 bordó del ingeniero, quien dejó a la joven en la estación de Longchamps, para que regresara a su casa en tren.- 

Luego de eso, el lunes 8 por la noche, él estuvo en la casa de su ex esposa.- Cenó con ella y con la hija de ambos, con quienes mantenía una muy buena relación. Cerca de las 22, el hombre se fue en su Peugeot 406. Fue la última vez que se supo algo de él.-

Según fuentes policiales, la relación de Macchi con su ex mujer era excelente, lo mismo que con su actual pareja y con su socio en la empresa SIS Ingeniería, dedicada a la representación de una importante línea de alarmas antirrobo, y con un muy cuidado local comercial situado en Lanús.- El socio de Macchi es además una persona con quien él mantenía una relación de conocimiento de más de 20 años desde las épocas de juventud, cuando ambos estudiaban ingeniería.- El socio de Luis  declaró ante la Justicia que no tenía indicios sobre el paradero de Macchi y explicó que éste no tenía deudas, problemas financieros ni relaciones dificultosas con nadie en particular.- Todo normal, pero Luis no aparecía...

Desde que se había separado de su esposa, Luis convivía con sus padres -quienes en aquel entonces también vivían en Longchamps, a sólo dos cuadras del domicilio conyugal de su hijo- y sus actividades era “absolutamente normales”, según todas las fuentes consultadas; otra fuente -allegada a los investigadores- confió que ni los familiares ni los amigos del ingeniero recibieron nunca ningún mensaje serio o atendible pidiendo rescate por su vida, por lo que no encontraban a una explicación para su misteriosa desaparición.- El mensaje siempre fue: "Lamentablemente, no tenemos noticias todavía sobre el paradero"... Soy testigo fiel de eso, ya que en esos días de incertidumbre me ofrecí a colaborar con la familia en lo que fuera necesario.-

La desaparición de Macchi fue denunciada por su padre -un hombre que entonces contaba con 80 años- por lo que se iniciaron actuaciones por averiguación de paradero en un expediente que llevó el fiscal de Lomas de Zamora, Dr. Domingo Ferrari.- Ante la denuncia del Sr. Macchi padre, los agentes de policía recordaron haber visto un auto similar al que él describía en cercanías de la dependencia policial.- 

Así fue como encontraron el Peugeot 406 bordó de Luis, en la esquina de las calles Lagos y Berlín, a pocas cuadras también de la vivienda de su ex mujer.- En un primer momento se pensó que el hombre podría haber sido encerrado dentro del baúl del auto, pero no era así.- Lo que sí estaba en el auto era el teléfono celular de Macchi, la cédula verde del automóvil a su nombre, su documentación de conductor, un bolso cerrado conteniendo ropa y efectos personales de Luis y una cámara de fotos.- El vehículo estaba cerrado, sin las llaves puestas, y con la alarma colocada.-

Su ex esposa no había descartado en un principio que el hombre hubiera sufrido una pérdida de memoria transitoria, algo que, según dijo, le había ocurrido hacía varios años debido a un cuadro de stress que sufrió.- Ella habló siempre con la prensa y reiteró su extrañeza por la desaparición de su ex marido. "Luis -dijo- no es de irse sin avisar, no es una persona que puede hacer cualquier estupidez; cuando hacía algún viaje, me avisaba a mí y a la nena (por la hija de ambos), siempre..." La mujer también negó que haya habido amenazas en su domicilio o en el de los padres del ingeniero. "No hubo nunca (amenazas), enemigos tampoco ha tenido nunca, para nada", enfatizó.-

De los diarios del lunes 15 de Julio de 2002: 

"La inseguridad en la provincia de Buenos Aires: otro día trágico. Apareció muerto el empresario Macchi.- Tenía un tiro en la cabeza y estaba maniatado; había desaparecido hacía una semana en Longchamps; no pidieron rescate."

Conocí personalmente a Luis Alberto Macchi.- Luis fue un hombre brillante, muy inteligente, un gran profesional, un cercano compañero de estudios y un amigo de muchos años, desde mi juventud.- Era un zurdo muy vivaz, una hombre elegante y de excelentes gustos, y un buen pianista; él me prestó un instrumento musical que fue muy importante para mí: un bajo Hohner blanco, el primer bajo que usé en mi vida.- 

Además, mi padre y mi abuelo -antiguos comerciantes del partido de San Vicente- conocieron a su padre hace muchísimo tiempo y trabaron impecables relaciones comerciales con él en muchas oportunidades, siendo la primera de ellas en la década de los ' 50, cuando Macchi padre llevaba arena con su camioncito Chevrolet al corralón de materiales de mi abuelo Néstor.- 

Por todo esto, y a esta altura de las cosas creo estar en condiciones de afirmar que Luis era una persona intachable, formada en el seno de una familia también intachable y ejemplar.- En muchos sentidos, Luis fue también un gran idealista, con quien me identifico mucho.- Por todo eso y al referirme a alguien como él, creo que una persona que se desenvuelve en esos ámbitos y de la manera en la cual él lo hacía, permite pensar que todos sus allegados -su socio de años, su ex-esposa, sus amigos y sus padres- viven con extrema desazón esta infeliz circunstancia, la muerte de un ser tan querido en lo mejor de su vida.-

Entonces... ¿Quién mató a este hombre? ¿Porqué se atacó a una persona de estas características?

Puede ser que sea un facilismo más decir que estamos viviendo un clima de inseguridad y creer que estamos rodeados de delincuentes.- Y quizá -a lo mejor- los delincuentes no son tantos como nos dicen, sino que algunas personas cuya obligación es cuidar de todos nosotros no sólo no cumplen con su deber sino que aprovechan su investidura para delinquir, robar ó matar.-

Ojalá las investigaciones arrojen luz sobre esto y sepamos algún día cuál fue la razón de la muerte de Luis -si es que pueden llamarse "razonable" el matar a una persona - si fue víctima de asesinos de cualquier índole que codiciaban algo que no les pertenecía o si este hecho fue una manera cualquiera de "silenciar" a un hombre de bien que haya interferido -quizá hasta sin saberlo-  con gente del mal.-

En cualquier caso, su memoria y su recuerdo seguirán bien altos entre quienes lo quisimos bien.-

Nunca se supo nada más.- Los asesinos siguen libres y el crimen impune.-